Cuidar la carrocería del coche

¿Tienes un coche nuevo o has renovado la pintura? Has visto ese aspecto brillante que tiene la carrocería del coche recién salido del concesionario, ese brillo en la pintura, esa apariencia reluciente que roba las miradas.

¿Tienes miedo que tu coche pierda su encanto?

Un estado casi perfecto de la carrocería del coche es posible y nuestro interés es enseñarte cómo mantener esa condición que en esencia, es una de las maravillas de lucir un vehículo.

¿Quién no quiere que la carrocería de su vehículo tenga un aspecto joven, nuevo?

Te proponemos 10 sencillos trucos que deberás llevar a cabo regularmente para mantener ese estado casi perfecto de la pintura y el aspecto de “recién comprado” de tu vehículo:

1.- Estacionar dentro del garaje

Muchas veces la falta de tiempo, las prisas y la comodidad de aparcar el coche fuera de casa es más fácil que abrir el garaje y guardarlo como se debe. Cada vez que lo dejas afuera recuerda lo dañinos que son los rayos solares, el golpeteo incesante de la arena en la pintura, los animales merodeando sobre la carrocería, los niños jugando a la pelota, las palomas…

En fin, dejar el coche aparcado afuera es dejarlo a la intemperie, al incesante azote del clima, la naturaleza y de las personas. Una acumulación de horas con tu coche expuesto a la intemperie son menos horas de brillo de la pintura en el futuro. Tenlo presente.

Coche en garaje

2.- Funda para la carrocería del coche

Puede resultar una tarea tediosa sacar la funda protectora del coche, colocarla y retirarla cada vez que lo vayas a usar. Sin embargo, es especialmente útil para estancias de parking más largas, especialmente si piensas en salir de vacaciones y dejarlo aparcado por mucho tiempo.

O si vas a algún lugar donde reposará desde un par de horas hasta un día entero aparcado a la intemperie.

Una funda barata (no es necesario gastar mucho) lo protegerá de la brisa, el sol, las suciedades de las palomas, rayaduras accidentales de las carteras y los relojes de las señoras y los transeúntes.

Además, le tomarás cariño a la rutina de cubrir la carrocería de tu coche una vez veas como el brillo de la pintura perdura más tiempo que el de los coches de los vecinos.

3.- El sol quema la piel de nuestro coche

A medida que la exposición al sol es mayor, tanto en tu piel en la playa como en la pintura de tu coche, la temperatura en la superficie aumentará a cada minuto.

Este aumento constante de temperatura en días calurosos o a lo largo de varios días en la semana deteriorará considerablemente el brillo y el color de la pintura exterior de tu vehículo.

No lo notarás el primer día, pero al cabo de varios meses despertarás y te darás cuenta que el reluciente coche que pensabas que tenías habrá desaparecido.

Buscar un lugar sombreado para aparcar o debajo de un techo son las mejores opciones para detener el deterioro de la carrocería por los dañinos rayos ultravioletas del sol.

Pintura quemada por el sol en capó de todoterreno

4.- Un golpe, por más pequeño que sea, debe ser reparado

Los coches se exponen constantemente a golpes, abolladuras, accidentes y hendiduras, algunas de gran tamaño y otras no tanto.

No des tiempo a que se genere óxido. Un golpe, por más pequeño que sea, puede haber fracturado la superficie metálica de tu carrocería, una abertura por la que puede entrar agua, oxidar el borde metálico descubierto de la pintura protectora y terminar por deteriorar rápidamente, en cuestión de pocas semanas e incluso días la estructura metálica.

Repara las abolladuras en el menor tiempo posible, especialmente si piensas lavar el coche o si la temporada de lluvia ha empezado.

Abolladura carrocería coche

5.- Lavado especial del coche

Es importante lavar el coche regularmente. Pero no cualquier lavado protegerá la pintura y el brillo. Cuanta más fricción reciba la carrocería de tu vehículo, mayores probabilidades de pérdida de ese brillo sucederá.

Recomendamos, a ser posible, evitar los autolavados de rodillos o con equipos que tengan que restregar recurrentemente vuestro vehículo para dejarlo limpio. Un lavado “touchless” o sin contacto es especialmente beneficiosos para limpiar el coche.

Puedes hacerlo en un lavadero de coches con hidrolavadoras o con equipos de agua a presión para un lavado sin contacto.

También puedes ponerte manos a la obra y realizar una limpieza cada dos o tres meses por tu cuenta, a mano, con una esponja o paño suave de microfibra, con productos de limpieza no corrosivos, libres de ácidos, sin el uso de detergentes en polvo y sin el uso de productos de limpieza con un olor y concentración muy fuertes para dar un toque de cariño a la carrocería del coche mientras lavas su superficie.

Lavado automático de vehículos

6.- Ablanda la suciedad más difícil

Puede llegar a ser difícil eliminar los insectos o la suciedad de ciertos pájaros en los cristales y el parabrisas.

Por eso es recomendable reblandecer esa suciedad difícil con la presión del agua e incluso utilizando productos de limpieza con PH neutro, dejándolo actuar por algunos minutos sobre la suciedad más molesta y dura de retirar o según las indicaciones del fabricante del producto de limpieza.

Es una parada en alto en algunos casos que rinde sus frutos en el futuro.

7.- Pulir la superficie

Es recomendable realizar un pulido de la superficie de la carrocería cada dos o tres años.

Este proceso, que puede realizar cualquier lavadero especializado, retirará no solo las partículas más difíciles de remover, como partículas de pintura, grasas acumuladas en la pintura y suciedad muy pegajosa, como pegamentos o adhesivos retirados previamente, sino que además eliminará una enorme cantidad de micro ralladuras imperceptibles al ojo humano, producto del incesante golpeteo microscópico de la arena y el polvo, que al acumularse en la superficie de la carrocería, dan un aspecto a simple vista de coche envejecido y falto de brillo.

Los productos especializados para esta tarea, devolverán cierto brillo original que poseía la carrocería de vuestra máquina cuando salió del concesionario.

Toma una foto de tu coche antes y después del pulido a corta distancia y notarás la diferencia.

Pulido de pintura carrocería de coche

8.- Encera con cuidado

Una capa de cera después de cada lavado también aplicará una capa protectora a la pintura.

Asegúrate de seguir fielmente las indicaciones del fabricante o tu gasto extra no sólo no beneficiará la vida útil de la pintura y carrocería del coche, sino que además puede llegar a ser perjudicial si se aplica en cantidades incorrectas, en formas equivocadas y fuera de los tiempos establecidos por la marca del producto.

9.- Alejaros de las aglomeraciones

Es algo difícil en ciertas ciudades, localidades o eventos públicos, pero es un consejo que parte de la experiencia.

Aparcar el coche o transitar por zonas con menos aglomeración de otros coches o personas es fundamental para la buena salud y el buen estado de la carrocería.

¿Por qué? Porque disminuimos enormemente la posibilidad de un toque accidental con otro vehículo, de una persona descuidada que tropiece con la pintura, ya sea con el reloj, las manos o la cartera. Evitamos que otros vehículos como coches de bebes o bicicletas lleguen a tocar y deteriorar la pintura, el brillo y el estado exterior de la carrocería.

Aparcar en zonas permitidas libres de público, tomar rutas con menos tráfico, estacionar en espacios más tranquilos o evitar llevar el coche a aglomeraciones de público son costumbres que agradecerán ser puestas en práctica para el futuro brioso de la carrocería del coche.

Coche aparcado

10.- Los faros también sufren

La carcasa plástica protectora de los faros y las luces de tu coche tienen la mala costumbre de opacarse o absorber una tonalidad amarillenta con el paso de los años.

Esto no solo perjudica la seguridad de la conducción en días de mucha lluvia, nieve o ventisca al perder fuerza en las luces delanteras y traseras, sino que además dan un aspecto envejecido de coche deteriorado a nuestra máquina.

Con un rápido tratamiento de pulimento en un taller o lavadero especializado y por muy pocos euros, eliminarán la superficie maltratada de los faros del coche, devolviendo ese tono transparente y reluciente tan característico de un vehículo nuevo.

Conclusiones

Un coche nuevo o pintar un coche viejo no son gastos menores en la vida de cualquier persona. Especialmente si vemos como se deteriora su aspecto reluciente que más encanta a los dueños de carros con el paso del tiempo.

Si se quiere ganar la batalla al tiempo y mantener el aspecto juvenil de la carrocería de un vehículo nuevo o recién pintado, sigue estos útiles consejos.

Verás que con el tiempo se convertirán en normas y reglas que aportarán un plus o valor adicional al coche con el pasar de los años, especialmente si tienes pensado venderlo en el futuro.

Todo entra por los ojos y ese gasto extra de mantener la carrocería del coche lo más virgen posible rendirá frutos al momento de querer cambiar tu máquina por un último modelo. No tiene el mismo valor vender un coche viejo a uno bien cuidado.

El futuro nuevo dueño percibirá esa calidad en la pintura y lo extenderá automáticamente al estado del resto del vehículo.

Además, es un lujo conducir un modelo “nuevo” por mucho tiempo, ser la envidia de otros conductores y seguir robando miradas como ese primer día cuando el olor de los asientos recién estrenados aún penetraba nuestro olfato.

SOLICITA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

CONTACTAR
Logo Rotulo tu coche

Ayuda para PYMES y autónomos de nueva creación

20% de descuento por rotulaciones superiores a 200€

Medimos tu vehículo y te hacemos un presupuesto sin compromiso.

En el caso de que nos elijas, creamos tu logo, fabricamos tu vinilo y te lo instalamos sin necesidad de desplazamiento.