Conducción eficiente: Cómo ahorrar en combustible y en averías

Conducción eficiente

La conducción eficiente y controlada puede ayudarte a ahorrar cientos de euros al año, además de evitar el desgaste innecesario de piezas internas del motor, de la transmisión y las ruedas, que día tras día deja infinidad de vehículos averiados en los laterales de las vías.

A continuación, te mostramos cinco técnicas de conducción eficiente que te ayudarán a ahorrar gastos de tu vehículo.

Conducción eficiente en coches

Sin importar si el coche que conduces es de gasoil o gasolina, de motor hibrido, o incluso un coche eléctrico, estas sencillas técnicas de conducción te ayudarán a ahorrar en el futuro mantenimiento de tu vehículo:

  • Aceleración suave: Tratar al coche como si fuera un caballo no es una forma de iniciar la marcha óptima para el vehículo. Pisar el acelerador y dejar las ruedas marcadas en el pavimento aumenta el consumo de combustible, al inyectar más del necesario para echar a andar. Lo ideal es llegar a los primeros 20 kilómetros por hora en los primeros 5 segundos de conducción.
  • Velocidad constante: Estudios han demostrado que acelerar y frenar bruscamente el coche puede aumentar el consumo de combustible o energía hasta un 20% más. En carretera, utiliza la velocidad crucero para mantener una velocidad constante para trayectos largos de viaje.
  • Juega con el tráfico: Cuando tenemos cierta experiencia al volante, aprendemos a anticipar los patrones de las personas al cruzar la calle o el de otros coches al frenar ante determinadas situaciones. Aprende a jugar con el tráfico y anticipar tus movimientos de aceleración y frenada para mantener niveles más constantes de velocidad durante tu trayecto diario a casa.
  • No conduzcas tan rápido: Cuanto más rápido vayas, más combustible consumirás. Además, el exceder los límites de velocidad no solo puede conllevar tener reacciones lentas ante imprevistos, sino que también te puede acarrear costosas multas de tráfico. Por ejemplo, viajar a 120 kilómetros por hora consumirá un 20% más de combustible de promedio que si viajaras a 100 kilómetros por hora. En un trayecto de 25 kilómetros, solo ganarás 2 minutos de tiempo en condiciones normales de conducción.
  • Los frenos: Usar los frenos hace al vehículo perder inercia, lo que se traduce en un consumo más alto de combustible cuando volvemos a acelerar. Al anticiparte al tráfico, en ocasiones podrás quitar el pie del acelerador y viajar con el impulso generado, por ejemplo, cuando sabes que te acercas a una señal de stop o a un semáforo en ámbar o rojo.
Conducción eficiente de coches

Conducción eficiente en camiones

Los camiones también son amos y reyes en el consumo de combustible por el trabajo pesado que desarrollan día a día, lo que provoca que sus piezas se desgasten con más regularidad que en el coche familiar.

Además de las recomendaciones que dictamos anteriormente, queremos mostrar otras adicionales para estos pesados vehículos:

  • Ruedas desinfladas: Revisa regularmente la presión de las ruedas de tu camión. Una falta de presión de aire y el camión requerirá más fuerza para moverse, lo que significa un aumento en el gasto de gasoil, y un potencial ahorro a la vista.
  • Evita llenar a tope el depósito: Los aumentos de temperatura generados por la conducción pueden provocar un aumento en el volumen del combustible, y si has llenado el tanque al máximo de su capacidad, este puede derramarse o escaparse para liberar la presión generada.
  • Carga nivelada: Al cargar tu camión procura que la carga se reparta sobre la superficie del remolque o del depósito de carga. Cuanto mejor distribuido se encuentre el peso que transportas, menor será el esfuerzo de las diferentes piezas del motor para mover cargas desiguales, además de asegurar una mejor estabilización.
Conducción eficiente de camiones

Conducción eficiente en autobuses

Al igual que los camiones, los autobuses son grandes consumidores de gasoil (principalmente) y reparaciones, por lo que es mejor realizar revisiones periódicas a:

  • La alineación de ruedas: Si las ruedas del autobús no se encuentran correctamente alineadas, no solo aumentará la fuerza que requiere el motor para moverlo, sino que acortará la vida útil de los neumáticos debido a un desgaste irregular.
  • Los cables y la batería: Si la batería se encuentra sulfatada ante exceso de humedad o se han corroído por oxidación, el consumo de energía será irregular y el alternador no trabajará eficientemente.
  • Las colinas son tus amigas: La inercia que genera el autobús cuando baja una pendiente, si se calcula adecuadamente, puede influir positivamente en el trabajo del vehículo al usar el impulso cuando llegue el momento de subir, lo que supondrá un menor esfuerzo a la hora de acelerar nuevamente para ir cuesta arriba.
Conducción eficiente de autobuses

Conducción eficiente en furgonetas

Una conducción eficiente de tu furgoneta disminuirá el gasto de combustible a lo largo de su vida útil, abaratará costos para el propietario, mejorara la seguridad vial y reducirá las visitas al taller.

Debido a que las furgonetas, en la mayoría de los casos, no son conducidas por el propio dueño, sino que son vehículos para el trabajo cotidiano en negocios pequeños y grandes, un factor fundamental a la hora de mejorar la eficiencia en la conducción, además de todas las propuestas para los demás vehículos reseñados anteriormente, es:

  • Control de gastos: Lleva un control estricto de los gastos de tu furgoneta, reparaciones, consumo de gasoil, cambio de ruedas, revisiones, etc., anotando la fecha en la que se le realizó cada uno de los gastos.
  • Personal capacitado: El compromiso del personal no es una tarea fácil, pero tampoco imposible. Alienta a tus conductores a conducir responsablemente, sin precipitarse y de forma controlada, no sólo por la seguridad del vehículo que llevan y su mercancía, sino por los problemas legales a los que se verían sometidos en caso de provocar algún accidente de envergadura.
Conducción eficiente de furgonetas

Conducción eficiente de motos

Las motocicletas son vehículos mucho más inseguros que el coche, al ir el conductor mucho más expuesto a golpes y caídas. Sin embargo, su consumo es mucho menor, y su reducido peso y volumen convierte las motocicletas en vehículos más maniobrables que coches, camiones o autobuses.

Las motocicletas son vehículos mucho más inseguros que el coche, al ir el conductor mucho más expuesto a golpes y caídas. Sin embargo, su consumo es mucho menor, y su reducido peso y volumen convierte las motocicletas en vehículos más maniobrables que coches, camiones o autobuses.

  • No la cargues con más peso del que puede soportar, esto fuerza el motor y lo desgasta.
  • Ruedas infladas a la presión que indique el fabricante.
  • No conduzcas tu moto de forma agresiva. Conduce de forma improvisada y acelera y frena con suavidad.
  • El mantenimiento programado es necesario para el buen funcionamiento del motor.
Conducción eficiente de motocicletas

Una moto tiene el mismo efecto en el motor, en el consumo y la eficiencia de trabajo que el que tendría un coche, en proporción a su tamaño y peso, por lo que una conducción inteligente, anticipándose a posibles descuidos de otros conductores, que por la vía transitan niños y ancianos y que compartimos la carretera con muchas personas más, nos convertirá en conductores más serenos, con menos accidentes y nos beneficiaremos del ahorro de algunos euros mientras conducimos.

SOLICITA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

CONTACTAR
Logo Rotulo tu coche

Ayuda para PYMES y autónomos de nueva creación

20% de descuento por rotulaciones superiores a 200€

Medimos tu vehículo y te hacemos un presupuesto sin compromiso.

En el caso de que nos elijas, creamos tu logo, fabricamos tu vinilo y te lo instalamos sin necesidad de desplazamiento.